Loading...

miércoles, 22 de febrero de 2012

DERECHOS DE LA ENFERMERA


            A lo largo de este capítulo se ha reflexionado sobre las obligaciones y los deberes de la enfermera, sin embargo ella como persona y como profesionista al cuidado de otra persona, también tiene derechos. Como ser humano, comparte con todos los demás los derechos de opinión y como ciudadana de determinada sociedad, comparte con  los demás ciudadanos ciertos derechos de bienestar.
            Las enfermeras, al igual que otro individuo, gozan de dichos derechos. Por lo tanto tienen el derecho a apelar a su  conciencia y negarse a actuar de manera tal que vaya en contra de su libertad de creencias  y expresiones.
            Este principio es básico en la práctica enfermera, como por ejemplo cuando ella no está de acuerdo en que se realice un aborto por el médico, únicamente por que la paciente elige poner fin a su embarazo, o cuando el médico indica la administración  de un medicamento y que la enfermera sabe que le va a producir graves efectos secundarios al paciente. En ambos casos ella puede negarse a participar, y nadie le puede obligar a que lo haga; entonces ella está apelando a su conciencia moral porque tiene la libertad de decidir (y lógicamente tiene el conocimiento científico).
            Todas las enfermeras del mundo deben luchar porque este convenio sea aprobado y se dé su cumplimiento por los gobiernos  de todas las naciones. Actualmente solo 37 países de los cinco continentes lo han aprobado.
           

En México, ha sido un logro importante para la Enfermería Mexicana que el Colegio Nacional de Enfermeras coordinara los trabajos con el Colegio  Mexicano de Licenciados en Enfermería con el apoyo de CONAMED para la elaboración  de la Carta de los Derechos de las Enfermeras y los Enfermeros, dado a conocer el día 6 de Enero del año 2005 con motivo del Día de la Enfermera.
Este documento es solo un avance en la defensa de los derechos de las enfermeras mexicanas, sin embargo, todavía falta mucho por hacer, y si queremos que la profesión sea autónoma y se auto regule.



A continuación se menciona el Decálogo de estos Derechos:
1.    Ejercer la enfermería con libertad, sin presiones de cualquier naturaleza y en igualdad de condiciones interprofesionales.
2.    Desempeñar sus intervenciones en un entorno que garantice la seguridad e integridad personal y profesional.
3.    Contar con los recursos necesarios  que les permitan el óptimo desempeño de sus funciones.
4.    Abstenerse de proporcionar información  que sobrepase su competencia profesional y laboral.
5.    Recibir trato digno  de parte de pacientes y sus familiares, así como del personal relacionado con su trabajo, independientemente de su nivel jerárquico.
6.    Tener acceso a diferentes alternativas de desarrollo  profesional en igualdad de oportunidades que los demás profesionales de la salud.
7.    Tener acceso a las actividades de gestión, docencia e investigación de acuerdo a sus competencias, en igualdad de oportunidades interprofesionales.
8.    Asociarse libremente para impulsar, fortalecer y salvaguardar sus intereses profesionales.
9.    Acceder a posiciones de toma de decisión  de acuerdo a sus competencias, en igualdad de condiciones que otros profesionistas, sin discriminación alguna.
10. Percibir remuneración por los servicios profesionales prestados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada